RegionalUltima Hora

CONAF Maule celebra un año más del Día Nacional de las y los Guardaparques

En esta fecha se honra el trabajo de las y los protectores de las áreas silvestres protegidas que durante todo el año son resguardadas por funcionarios de la Corporación Nacional Forestal y que en nuestra región, realizan su labor en 7 reservas nacionales y el Parque Nacional Radal Siete Tazas.

Con el fin de destacar el trabajo que realizan, en 2016, el Estado de Chile estableció el “Día Nacional de las y los Guardaparques” y que se celebra cada 30 de septiembre, cuya fecha fue escogida por la primera área silvestre protegida (ASP), la Reserva Nacional Malleco, en la región de la Araucanía. Hoy en día, la fecha se ha transformado en un momento de agradecimiento y honor por el trabajo que ellos realizan durante todo el año.

En la región del Maule, las y los guardaparques celebraron su día con un desayuno en la Reserva Nacional Federico Albert, así como también, recibieron un taller de fotografía con el objetivo de aprender a capturar registros de calidad en sus labores en las unidades.

La directora regional de CONAF Maule, María Isabel Florido otorgó un reconocimiento a cada uno de los protectores de las áreas silvestres y dijo que “quiero entregar un caluroso y afectuoso saludo a nuestros guardaparques, hombres y mujeres que resguardan la naturaleza de nuestra región, que con tanta abnegación, día a día, atienden a nuestros visitantes y le entregan los conocimientos que tenemos sobre el entorno que ellos protegen”.

En la región del Maule, las y los guardaparques están distribuidos en 7 reservas nacionales (Radal Siete Tazas, Los Ruiles, Los Queules, Laguna Torca, Federico Albert, Altos de Lircay y Los Bellotos del Melado) y el Parque Nacional Radal 7 Tazas. Los funcionarios cumplen con diversas funciones como por ejemplo: La protección y conservación de la biodiversidad, vigilancia y control de visitantes, educación e interpretación ambiental, apoyo a la investigación aplicada, entre otras.

Javiera Fuentes tiene 38 años y es oriunda de la comuna de Talagante, luego de realizar parte de sus estudios en el Maule, se transformó en la primera mujer guardaparques de la región y que ha mantenido esta labor durante 15 años. Actualmente realiza sus funciones en la Reserva Nacional Altos de Lircay, para ella “es el trabajo más bonito del mundo, por eso la elegí, y me gusta mucho porque es donde uno puede aportar con un granito de arena la conservación de los ecosistemas”.

Con respecto a los visitantes que ingresan a las Áreas Silvestres Protegidas de todo el país y especialmente del Maule, Fuentes comentó que “planifiquen su viaje para que evitemos accidentes, para que puedan pasar un lindo día, que siempre se preocupen de ir acompañados, llevar una buena ración de marcha y revisar el tiempo. Todas esas recomendaciones son las que hay que dar porque la idea es que el visitante vaya y tenga una buena experiencia en su visita”.

A diferencia de Javiera, Sandra Ayala es de la localidad de Vilches que se encuentra a pocos kilómetros de la Reserva Nacional Altos de Lircay, su lugar de trabajo como guardaparque. Para Sandra, ser guardaparque “ha sido hermoso porque cuidar la naturaleza es lo más importante, yo cuando llegué acá me motivé y me gusta ayudar a los visitantes, dar informaciones, para que ellos se motiven y que se vayan con una buena experiencia de la reserva”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba