RegionalUltima Hora

Desastre total en el riego y la agricultura maulina

Se necesitan más de diez mil millones de pesos para poder iniciar la temporada de riego. Hay noventa mil hectáreas afectadas y más de trece mil regantes.

El Directorio de la Junta de Vigilancia del Río Maule, organización de usuarios de agua que distribuye desde la comuna de Río Claro hasta Longaví,  hace un fuerte llamado a las autoridades a apoyarlos en la reparación de los canales dañados tras el temporal de agosto, ya que en estos momentos se encuentra en riesgo la temporada de riego, lo que afectaría a más de diez mil agricultores.

El último temporal produjo graves daños a los sistemas de riego de la Junta de Vigilancia del Río Maule, hay decenas de bocatomas dañadas, estructuras afectadas y más de 74 puntos con deslizamientos y embanques, es necesario realizar múltiples trabajos en forma paralela, para que los canales estén aptos para la temporada de riego. Los trabajos sobrepasan los diez mil millones de pesos, cifra que no poseen las organizaciones de usuarios de agua, por lo que se necesita de manera imperiosa la ayuda del Estado.

Consecuencias

La temporada de riego suele iniciarse la tercera semana de septiembre, pero lamentablemente hoy esa fecha está en con una tremenda incertidumbre para muchos regantes, sin la reparación de los canales, es imposible que la JVRM realice la distribución de las aguas, por lo que, los agricultores no podrán regar sus siembras o plantaciones, produciéndose más perdidas que las ocasionadas por el temporal, lo que trae consigo un aumento de cesantía y pobreza a la región del Maule. La producción alimentaria también se verá fuertemente afectada, alzando los costos de ciertos alimentos, generando un impacto en la ciudadanía en general.

Llamado a la acción

Con el fin de evitar los daños recién mencionados, es que la Junta de Vigilancia hace un llamado a las autoridades a nivel nacional y regional para facilitar apoyo tanto económico como logístico para la reparación de los canales. Se necesita de manera urgente un trabajo en conjunto para dar solución a un hecho que muchas veces pasa inadvertido, pero que golpea a toda una región. La agricultura es para el Maule una de las mayores fuentes de ingreso, por lo que, una baja en la contribución del PIB en la región afectaría a muchos más actores locales, desde el comercio hasta cada una de las familias maulinas.

“Necesitamos estar unidos para levantar el Maule” señaló José Manuel Silva, presidente de la JVRM, “como organizaciones no contamos con los fondos y hoy estamos sumamente preocupados, nuestros regantes pueden sufrir una de las crisis más grandes de los últimos cincuenta años, por lo que hacemos un llamado a todas las autoridades a unirse, dejar de lado colores políticos y trabajar juntos por la reparación de nuestros sistemas de riego”

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba