RegionalSaludUltima Hora

Seremi de Salud del Maule conmemora Semana Mundial del Autocuidado

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Autocuidado es la capacidad de las personas, familias y comunidades para cuidar su propia salud, prevenir y afrontar enfermedades o discapacidades con o sin ayuda de un profesional de la salud.

Cada 24 de julio se celebra el Día Internacional del Autocuidado, con el propósito de promover y mantener nuestra salud física y mental, potenciando con ello, el autocuidado de las personas. En esta fecha, se busca fomentar y potenciar los estilos de vida saludables, y realizar chequeos preventivos, con el fin de mejorar nuestra calidad de vida. En esta ocasión, la Seremi de Salud, Gloria Icaza, se reunió, compartió y dialogó con las y los vecinos de la Comunidad Club de Adultos Mayores, Flor del Este, del sector Suroriente de Talca.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Autocuidado es la capacidad de las personas, familias y comunidades para cuidar su propia salud, prevenir y afrontar enfermedades o discapacidades con o sin ayuda de un profesional de la salud. De acuerdo a un informe emitido por esta entidad en el 2015, el autocuidado responsable, permite prevenir los casos de infartos y de diabetes tipo 2 en un 75% o reducir los casos de cáncer en un 40%.

En relación a esta visita a la Comunidad Club de Adultos Mayores, Flor del Este, Gloria Icaza, indicó que: “Fue un momento muy especial, donde hablamos de la importancia del autocuidado personal y comunitario”. Así mismo, agregó: “Quiero relevar ese sentido comunitario que sentí junto a ellos y ellas, de cómo conversan, se cuidan y comparten. Creo que, la mejor manera de auto-cuidarse, es estar en red, en comunidad y para mí, es un privilegio haber conocido y compartido con este grupo y de llenarme de su espíritu”, concluyó, Icaza.

El autocuidado es el cuidado referenciado a uno mismo, es decir, es fortalecer y cultivar la salud mental, física, emocional para cuidar y prevenir cualquier tipo de enfermedad. Son prácticas, actos diarios y estrategias que influyen positivamente en todas las áreas de nuestra vida. Estos actos diarios van a permitir que las personas se ayuden a sí mismas y a su bienestar, regulando aquellas circunstancias que pueden afectarlas.

Hay distintos tipos de autocuidado, los más comunes son: el autocuidado físico, social, mental y emocional.

El autocuidado físico: Tiene relación con atender nuestro cuerpo físico y nuestra salud, en cuidar lo físico a través de acciones que beneficien el cuerpo, desde una alimentación sana hasta ejercicios.

El autocuidado social: Consiste en la relación que tienes contigo y con los demás. Cuando estás bien contigo también lo estás con los otros a través de la empatía y la solidaridad.

El autocuidado mental: Se relaciona con lo cognitivo, con todo aquello que tenga que ver con cultivar la mente, como leer, aprender algo nuevo y el cuidado de los pensamientos. Lo importante es mantener una mente activa, ejercitar el cerebro y la mente.

El autocuidado emocional: Se basa en cuidar las emociones, reconocerlas y no evadirlas para tratar de sentirse bien.

Una de las socias de la comunidad de Flor del Este, Victoria Guzmán, señaló que: “Mi salud física, la cuido trabajando mucho, ya que reparo calzado y me gusta salir y pasarlo bien”. Además, agregó que: “Mi salud mental me la cuido, no tratando de pensar en nada malo, en ayudar a quien pueda y compartiendo con mis vecinos y con mi comunidad de Flor del Este”, concluyó Victoria.

Algunas recomendaciones acerca del autocuidado, a fin de aplicarlas de manera permanente a nuestra vida cotidiana son: Alimentación equilibrada y saludable. Consumir vegetales, verduras y frutas. Reducir la ingesta de azúcar y sal en la preparación de las comidas. Reconocer nuestros logros y recompensarnos por los avances obtenidos. Practicar diariamente algún deporte o actividad física. Aceptar las críticas constructivas, que contribuyan a nuestro crecimiento. Dormir entre 6 a 8 horas diarias. Mantener buenos hábitos de higiene personal. Fomentar la interacción social, así como actividades de sano esparcimiento y recreación. Asistir regularmente al médico. Evitar hábitos dañinos tales como el consumo de tabaco y cigarrillos, sustancias estupefacientes, consumo de comida chatarra.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba